La Virgen que sobrevivió al bombardeo

La “Virgen de las Bombas” debe su apodo al hecho de haber permanecido milagrosamente ilesa durante el bombardeo del 1º de marzo de 1944 que golpeó los edificios que se asoman a la Plaza del Sant’Uffizio (Santo Oficio).

Esa tarde, hacia las ocho de la tarde, cuenta J.S. Grioni, “explosiones fuertísimas de seis bombas lanzadas desde un avión sacudieron los edificios de la plaza. Los cascotes golpearon el palacio penetrando también en los apartamentos y haciendo añicos casi todos los vidrios, a excepción del que protegía a la Virgen de las Gracias, que permaneció extrañamente intacta en medio de una abundante lluvia de disparos, visibles alrededor de la efigie”.

La imagen es un fresco de la escuela del siglo XIX, que representa a la Virgen con el Niño, venerada como la “Virgen de las Gracias” y conocida también como la “Virgen de las Bombas” por el episodio recordado. La imagen se encuentra entre el Palacio del Sant’Uffizio y la entrada del Pontificio Oratorio de San Pedro en un tramo de muro rodeado por un jardincito.

Después de los eventos bélicos, y después del hecho milagroso, el Oratorio de San Pedro encomendó la colocación de la imagen en el nuevo marco de mármol, cuyos lados están protegidos por dos grandes ángeles con escudos clavados. La inscripción de abajo dice: Ab angelis defensa – Kal. Mart. A. D. MCMXLIV.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.