El milagro de la niña venezolana mordida por una serpiente venenosa

La localidad rural del Monte de la Cruz se encuentra ubicada en Sabaneta del Cañaveral, El Hatillo. Es la zona de los montes de la costa central del norte de Venezuela, a pocos kilómetros de Caracas. Allí se ubica la Casa Hogar, una institución benefactora regentada por las hermanas Siervas del Santísimo Sacramento.

Una hermosa ermita es vecina del lugar donde trabaja y reza monseñor Rafael Febres-Cordero, fundador de los Atletas de Cristo. Formado en la espiritualidad lasallista, por mucho tiempo insistió ante los superiores de su congregación para que le cedieran una querida imagen que reposaba en el colegio de Caracas: la de Salomón Leclercq, mártir hermano de La Salle (nacido en la diócesis de Arras, Boulogne-sur-mer, 1745), asesinado durante los turbulentos años de la Revolución Francesa por haberse negado a jurar la Constitución civil del clero.

Ni siquiera él podía imaginar lo que le esperaba a la tranquila  y alegre localidad montañesa. Una niña de 5 años, acogida en la Casa Hogar junto a tantos muchachitos necesitados de la zona, jugaba un día de septiembre del año 2007 en el jardín de la institución. De repente, un animal no identificado por los niños mordió su pierna izquierda.

La zona se caracteriza por la abundancia de serpientes venenosas, especialmente la especie conocida popularmente como “tigra mariposa”. Inmediatamente, la menor fue atendida e ingresada en cuidados intensivos, pero el veneno mortal hacía su trabajo más rápidamente que el tratamiento aplicado. La familia se preparaba para lo peor.

Mientras tanto, en el interior de la ermita, monseñor, las religiosas, los Atletas de Cristo y vecinos del lugar, rezaban intensamente de rodillas ante la imagen del hermano Salomón, beatificado junto a sus compañeros Mártires del Carmelo en 1926 por el papa Pío XI.

Las oraciones fueron escuchadas. Inesperadamente, la evolución de la niña dio un giro hacia mejor y los valores retornaron a la normalidad sin explicación alguna. El menor de los males esperados era la amputación de la pierna y ni siquiera eso hizo falta.

La niña sanó sin que los atónitos médicos pudieran encontrar razones y en cuatro días, dada de alta, estaba en el hogar completamente repuesta. Controles médicos posteriores mostraron condiciones físicas normales y ninguna consecuencia.

La investigación diocesana, los testimonios de los médicos y el juicio “positivo” de los teólogos, cardenales y obispos condujeron al decreto de canonización firmado por el papa Francisco. El 16 de octubre del año 2016 tuvo lugar la canonización del beato Salomón en la plaza de San Pedro en Roma.

Febres-Cordero había formulado una invocación premonitoria durante la fiesta solemne de colocación de la imagen en la Ermita: “Hermano Salomón, has llegado beato y aquí serás santo”. Quiso Dios que así fuera.

En  la zona rural del Hatillo, la comunidad que reza en la Ermita de la Eucaristía ha sido testigo de varios milagros y decenas de favores del santo hermano Salomón, que glorifican a Dios, dador de todo bien. Y para todos los venezolanos, en estas horas de peligro, el nuevo santo es una inspiradora señal de acompañamiento del Cielo.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.