El Cardenal Van Thuan más cerca de los altares

Papa Francisco se reunió hoy con el Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato y autorizó a la congregación a la promulgación de diversos decretos.

Entre ellos destacan la aprobación de las virtudes heroínas del cardenal Francisco Javier Nguyên Van Thuân. En 1975 Pablo VI le nombró arzobispo coadjuntor de Saigón, pero a los pocos meses, con la llegada del régimen comunista al poder de Vietnam, fue arrestado.

Durante 13 años estuvo en la cárcel, 9 de ellos aislado y en 1988 fue liberado pero puesto en régimen de arresto domiciliario. En 1991 se le permitió acudir a Roma, pero no le dejaron volver. Allí vivió exiliado.

En sus 13 años en la cárcel fue un testimonio vivo del mensaje evangélico y ofreció la paz verdadera. Vivió la pobreza extrema, la humillación, el dolor, la ofensa, el aislamiento y sólo tuvo palabras de perdón para sus captores.

En ese periodo irradió y contagió alegría a sus guardianes que siempre se preguntaban por el origen de ese espíritu. Son muchos las enseñanzas y los testimonios que nos dejó el Cardenal Van Thuân.

Mi recuerdo de Van Thuan: “¿Y usted, está contento?” 

La oración más sencilla del Cardenal Van Thuan 

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.