U. Católica de Chile, pionera en cuanto a libre de humo

La medida fue consensuada dentro de la comunidad universitaria, contó con un gran respaldo, es gradual y busca transformar a la Pontificia Universidad Católica de Chile en la primera libre de humo dentro del país sudamericano.

“Para 2018, toda la universidad será un espacio libre de humo”, expresó a La Tercera María Soledad Zuzulich, directora de Salud Estudiantil de la Universidad Católica.

“Esto ayuda a que las personas que son prevalentes fumen menos y protege a las que se exponen a humo de segunda mano. Todos los estudios indican que respirar el humo de tabaco incluso es más tóxico que el tabaco en sí”, agregó la directora.

Esta iniciativa que se está desarrollando en Chile si bien no es novedosa en el sentido de que ya son varios los países y universidades que han adoptado ese camino desde hace tiempo, sí lo es para Chile, donde aún queda mucho por hacer en cuanto a la concientización.

El propio rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, reconoció en diálogo con La Tercera que el hecho de no dejar fumar dentro de las sedes de la universidad tiene que ver no solo con la calidad de vida, sino también con la “calidad de universidad”.

Pero el proceso, que se está realizando por etapas, comenzó en el año 2014 con la puesta en marcha de un plan para que sus campus sean libres de humo. Luego, prosiguió, por ejemplo, en 2015 con el espacio de Deportes del Campus San Joaquín.

Esta iniciativa justamente tiene que ver con la nueva política de consumo de trabajo dentro de la Universidad Católica y para ello se desarrolló un sondeo que arrojó un resultado favorable para avanzar con la misma.

Cuenta con el respaldo de investigadores y docentes. Entre las actividades principales se destaca la sensibilización del tema entre los miembros de la comunidad, además de espacios de apoyo y consejería para quienes desean abandonar el cigarro, indica la propia universidad en su sitio web.

La Universidad de Chile también pretende realizar un proceso similar. Por ejemplo, la Facultad de Odontología se transformó en la primera totalmente “libre de humo” de esa universidad. En este caso se tomaron medidas como la suspensión de la venta de cigarros en la cafetería y según indica el propio decano de esa facultad, Jorge Gamonal, también a La Tercera, no existe sanción para quienes fumen, sino que “el repudio es moral”.

La decisión tanto de la Universidad Católica de Chile como de otras que puedan seguir sus pasos no busca otra cosa más que transformarse en un verdadero ejemplo de resguardo de la salud y una manera de contrarrestar la consolidación del consumo de tabaco que en Chile, al igual que en otros países, se da en las etapas universitarias.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.