Si los niños preguntan sobre el divorcio de sus padres, ¿cómo responder?

El autor estadounidense y experto en cuestiones familiares Dave Willis ha escrito un profundo recuento en Six Seeds, reproducido en la nueva sección de Patheos Family, sobre las “Siete preguntas que se hacen los niños acerca del divorcio”.

El artículo de Willis parte de la base que los esposos no están preparados para explicarle a los hijos qué significa el divorcio.

El autor recuerda que cuando su hijo pequeño se lo preguntó –puesto que tenía un compañero en el colegio cuyos padres vivían con otras parejas—lo más que pudo responderle es que no se preocupara, que su madre y él se habían prometido amor eterno y que él no tendría que enfrentarse a ello. A lo que el niño respondió: “Apuesto que los papás de mi compañero le dijeron lo mismo”.

“En ese momento, dice Willis, caí en la cuenta que no estaba preparado para responder a tan importante tema con mis propios hijos. Para ayudarnos a nosotros, padres de familia, a tener estas conversaciones con nuestros hijos he dedicado mucho tiempo a investigar hasta la raíz cómo los niños son impactados por un divorcio (o incluso por la posibilidad de un divorcio) de sus padres”.

A continuación enlista –no por orden de importancia—más que estadísticas y hechos, los miedos más comunes de los niños ante el divorcio de sus padres, dichos en sus propias palabras:

Uno de los más grandes temores de los pequeños es si van a tener que verse en la posición de elegir entre mamá y papá. Hay que hacer todo los posible por calmarlos dándoles la seguridad de saber que ella o él van a estar siempre en un hogar amoroso…, no importa cuál.

Si mis papás dejaron de amarse, ¿significa que podrían dejar de amarme también a mí?

La lección más importante que le puede dar a tu hijo (independientemente de si estás casado o divorciado) es que tus niños son amados sin condiciones. Comunícale esto a través de acciones y palabras.

Tras hacerlo, trata de entender la batalla de tu hijo por saber qué quiere decir “amor sin condiciones”, puesto que los chicos construyen en gran parte su noción de “amor” (o de “no amor”) de lo que ven en sus padres.

Ellos necesitan mucho amor para estar seguros y saber que el fin del matrimonio de sus padres no será el fin del amor hacia ella o hacia él.

Si papá o mamá tiene una nueva familia, ¿otro niño me reemplazará?

Las familias mezcladas pueden crear un nuevo escenario de complejidad para los niños. Los padres tienden a enfocarse en cosas positivas como que tendrán dos regalos de Navidad, etcétera. Esto puede funcionar, pero no hay que obviar el miedo al reemplazo que sufren, verdaderamente, los pequeños. Hay que volver a asegurarles que siempre serán únicos y que siempre estarán en tu vida y en tu corazón.

¿A partir de ahora, las fiestas y los aniversarios van a ser algo triste?

Fiestas, cumpleaños y ocasiones especiales son puntos-ancla que le dan estabilidad el niño y el divorcio viene a zarandear estos puntos de estabilidad en su vida.

Por ello, es necesario decidir la manera cómo se van a celebrar las fiestas o los acontecimientos especiales en el futuro. Sin drama, incluso cuando alguno de los ex esposos o ex esposas estén presentes. Hay que hacerles la celebración a ellos y dejarles en claro que siempre tendrán en el futuro una celebración especial para compartir.

¿Hice algo que causara que mis padres se divorciaran?

Una de las primeras cosas que los padres tienen que decirle a sus hijos cuando les den la noticia de que se van a divorciar es: “esto no fue tu culpa”. Se trata de una verdad importante a comunicar más de una vez. Podría no ser muy práctico ni saludable explicarle a los chicos las razones que los llevaron a separarse, pero es seguro que un mensaje consistente es que los dos siempre permanecerán unidos en el amor la hija o al hijo.

Si alguna vez yo me caso, ¿yo también me voy a divorciar?

Las nuevas generaciones están posponiendo el matrimonio o retrasándolo largamente, porque estos jóvenes adultos crecieron rodeados de divorcios y no quieren repetir el drama en su matrimonio.

Uno de los grandes regalos que puedes darle a tus hijos es una visión elevada del matrimonio. Hazlos sentir encantados de casarse y de tener una familia propia algún día. Aún si tu matrimonio terminó, no pases una visión cínica del matrimonio a tus hijos.

¿Mis papás volverá a estar juntos algún día?

Una de las más importantes preguntas de los niños sobre el divorcio es ésta. Niños de todas las edades (incluso ya crecidos) mantienen siempre una sólida esperanza de que sus padres vuelvan a estar juntos.

Ten esto en mente cuando te comuniques con tus hijos y en los movimientos que hagas hacia delante en tu vida. Y nunca olvides que ellos estarán esperando y orando para que vuelvas con tu marido/mujer, que son su padre y su madre otra vez.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.