Los indígenas de la Amazonia también conocen a El Principito

Se trata de la novela más famosa del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry y a lo largo de los años ha cautivado tanto a niños como adultos. El Principito, una obra sencilla con apariencia de infantil, pero con profundas reflexiones sobre el sentido de la vida y la amistad, entre otras, ahora también está al alcance de los indígenas del Amazonia.

Si bien para muchos podría tratarse de una cuestión de tiempo, debido a que esta obra es una de los libros más traducidos a nivel mundial (incluso llevada a otras lenguas originarias desde hace tiempo), lo importante en este caso es que años de investigaciones en la Amazonia para lograr tal fin dieron sus frutos.

En este caso, la obra del afamado escritor francés fue traducida del francés al nheengatu, una lengua derivada del tupí que hasta hoy es enseñada en las escuelas del Amazonia, reproduce el Journal de USP (Universidad de San Pablo).

Uno de los responsables de estas investigaciones fue el traductor y filólogo Rodrigo Godinho Trevisan, vinculado a la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de San Pablo.

Para lograr este objetivo, indicó este investigador, fue necesario un profundo repertorio cultural de los pueblos en cuestión, así como asumir el desafío de entender que se trata de una lengua históricamente vinculada a la oralidad.

“La idea fue dar acceso a los niños indígenas de un clásico de la literatura internacional y revitalizar una lengua más hablada que el propio portugués en el norte de Brasil hasta el final del siglo XIX”, expresó.

El investigador también tuvo que explorar recursos lingüísticos y estilísticos de las lenguas y en muchos casos tuvo que optar por términos equivalentes, adaptaciones, neologismos o rescatar palabras en desuso, prosigue Jornal da USP.

Por ejemplo, en varios casos hubo que optar por palabras que tenían una equivalencia parcial de sentidos. El famoso inicio de los cuentos Había una vez fue sustituido por paa (dicen que), común en leyendas e historias indígenas. También, algunas adaptaciones para ser entendidas en ambientes amazónicos.  El tigre fue sustituido o por un jaguar o el trigo por el maíz, entre muchas otras cosas.

La investigación que dio origen a la traducción al lenguaje de la Amazonia formó parte de una disertación de maestría Traducción de la obra El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, del francés nheengatu, dirigida por profesor Eduardo de Almeida Navarro, del Departamento de Lenguas Modernas de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas (FFLCH) de USP.

De momento, con esta nueva traducción lo único que permite garantizar que muchas frases célebres expuestas en este ya clásico contemporáneo de la literatura universal, al menos en cuanto a su sentido, seguirán retumbando en los corazones de personas de diversos orígenes y culturas.

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.” (Capítulo XXI)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.