Los huevos de Pascua más bonitos los puedes hacer tú

Como entretenimiento para los niños durante las vacaciones de Pascua o sencillamente para decorar la casa, aquí tienes nuestra selección Pinterest de huevos de Pascua, decorados con esmero e ingenio. Huevos coronados con flores silvestres, disfrazados de piña, fresa o incluso conejo, pintados o personalizados, ¡elige tu huevo de Pascua DIY!

Un poco de dulzura en un mundo de brutalidad… Estos huevos de Pascua son sencillamente encantadores con su corona de flores sobre la cabeza. Además, son muy fáciles de hacer. Basta con dibujar con un rotulador los rasgos de la cara y luego formar una corona con pequeñas flores silvestres. Prueba también a utilizar flores como margaritas o mimosas.

Muy refinados, estos huevos de Pascua decorados con motivos de mármol vendrán muy bien para decorar un centro de mesa. Aunque son rápidos de hacer, requieren un poco de destreza… y ¡esmalte de uñas! Para realizar estos elegantes huevos, sigue el tutorial de Nina del blog Stylizimo.

Elige un frasco del color que prefieras. Rellena un recipiente de plástico con agua tibia y luego vierte algunas gotas de esmalte de uñas. Ponte unos guantes de plástico y, con un dedo, da vueltas ligeramente en el agua para formar un motivo. Sumerge el huevo en el agua y remueve de nuevo para que el esmalte cubra toda la superficie del huevo. Sácalo del agua y déjalo secar en un papel limpio.

El conejo forma parte incondicional de los símbolos de la Pascua. Así que es del todo normal presentarlo también en versión huevo de Pascua decorado. Primero lo pintamos de blanco y dibujamos la cara con rotulador o con pintura. Para las orejas (y para las patas), recortamos la forma en un fieltro blanco y luego coloreamos algunas zonas de rosa. Luego faltaría pegarlas al huevo y ya tendremos unos conejitos adorables.

La piña ha invadido el mundo de la decoración. Así que era de esperar que la encontráramos también en Pascua con este DIY coloreado. Muy fácil de realizar, los huevos-piña se pintan de amarillo y luego se decoran con hojas de papel verde chillón. ¡Sencillo y eficaz!

La temporada de consumo de fresas empieza en mayo, pero no hay que andarse con rigores con estas frutas, porque solamente las devoraremos con los ojos. Para fabricar estos huevos, recuperamos cáscaras vacías –después de haber comido huevos pasados por agua, por ejemplo– que luego pintaremos de rojo y rosa. Para imitar los pequeños granos, dibujamos puntos con pintura dorada. Y para el pedúnculo, podemos cubrir lo alto del huevo con papel pinocho verde.

Todos sabemos lo entretenidas que son las piñatas, esos curiosos objetos originarios de América Latina, recubiertos con papel a rayas y rellenos de dulces. Con los ojos vendados, los niños deben romperlas con ayuda de un palo para recuperar el botín de su interior. Una diversión habitual de las meriendas de cumpleaños, aquí revisamos las piñatas con una versión mini para Pascua. Para ello, hay que vaciar el huevo con cuidado (como en este método de nuestro artículo para decorar huevos de Pascua), ensanchar con aún más cuidado el agujero para luego deslizar con infinita delicadeza pequeños huevos de Pascua de golosina. A continuación recubrimos la cáscara de huevo con tiras de papel pinocho. También podemos realizar la piñata de Pascua con globos recubiertos de papel maché.

Para obtener estos elegantes huevos de Pascua, hay que pintar la cáscara antes de recubrir artísticamente una parte de la superficie con la lámina dorada. Aquí, los huevos están coloreados con una mezcla de agua, vinagre blanco y colorante alimentario, donde han sido sumergidos durante un minuto más o menos.

Curiosísimos, estos huevos de Pascua decorados como si fueran hamburguesas lograrán despertar las sonrisas de todos. Rotuladores o pintura de color para las capas del interior de la hamburguesa, un papel adhesivo amarillo triangular para el queso y un poco de papel pinocho verde para la ensalada, más el detalle de los granos de sésamo con rotulador blanco, ¡y listo!

A los niños les van a encantar estos huevos de Pascua vestidos con los trajes de sus superhéroes favoritos hechos de croché.

Otra vez croché, pero esta vez de una forma más tradicional para vestir a los huevos al natural. Nos encanta esta look de autenticidad en los huevos que aportará un espíritu natural a cualquier centro de mesa.

Los más golosos van a perder la cabeza con estos dónuts decorados y pintados a mano.

¿Cómo decorar huevos de papel maché? Pues sencillamente con tapetes recortados y cubriendo toda la superficie. ¡Efecto garantizado!

Para terminar con esta selección inspiradora, tan rápida como creativa: coge algunos huevos directamente del frigorífico y deja volar tu ingenio con unas pinceladas de pintura blanca. No hace falta vaciar los huevos e incluso podrías reutilizarlos después. Eso sí, cuidado con no pintarlos con materiales tóxicos, porque la cáscara es permeable.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.