Fotografías: Celebridades que se encontraron con el Papa

Desde la elección del papa Francisco en 2013, los miembros de la realeza han ido desfilando por el Vaticano.

Recordamos la visita de los reyes de Bélgica en marzo de 2015, el rey Felipe y la reina Matilda; de la familia gran ducal de Luxemburgo al completo, en marzo de 2016; de la reina Silvia de Suecia, recibida en octubre de 2016 en audiencia privada con su hija más joven, la princesa Magdalena, embarazada de su segundo hijo, y con su esposo y su hija pequeña, la princesa Léonore, de 14 meses, que conmovió al papa Francisco.

Y también recordamos la doble visita, en un año, del rey de Jordania Abdalá II y de su esposa Rania, antes del viaje del papa Francisco a Tierra Santa, en mayo de 2014, en un contexto de fuertes tensiones debidas a las crisis siria y egipcia.

La reina Rania, en estas ocasiones, no había ocultado su entusiasmo por recibir al soberano pontífice en su tierra. A continuación vinieron el rey Felipe VI de España y su esposa Letizia, que hicieron el viaje a Roma en 2014. El rey acababa de suceder a su padre en el trono y así inauguraba su primer viaje al extranjero desde su entronización.

En enero de 2016 llegó el turno del príncipe Alberto de Mónaco y de su esposa, Charlène, para ser recibidos por el papa Francisco. Charlène estuvo autorizada para llevar un conjunto blanco, como algunas otras privilegiadas: las reinas de Bélgica, España, Liechtenstein, Marina de Nápoles y la gran duquesa de Luxemburgo, que son católicas.

Otros famosos también admiradores del papa

Entre el mundo de las celebridades deportivas o del celuloide, el desfile también es constante: los actores estadounidenses George Clooney, Richard Gere y Salma Hayek, fueron al encuentro del Santo Padre para recibir la Medalla del Árbol del Olivo, en reconocimiento de su compromiso con la educación en zonas desfavorecidas.

Georges Clooney fue acompañado de su esposa Amal, muy emocionada por saludar al papa.

La actriz estadounidense Angelina Jolie también fue recibida por el papa (2015); luego el actor Leonardo di Caprio (2016), como gran defensor del medio ambiente.

En los confines de la diplomacia y de las celebridades, no olvidamos tampoco la visita “con la mayor discreción” de Nicolas Sarkozy en marzo de 2016, acompañado de su esposa Carla Bruni.

La entrevista con Francisco solamente duró veinte minutos, pero picó la curiosidad de los medios. Nicolas Sarkozy se había reunido en el Vaticano con Benedicto XVI en una primera ocasión el 20 de diciembre de 2007 y una segunda vez el 8 de octubre de 2010. Contrariamente a su sucesor, François Hollande, recibido una sola vez en enero de 2014.

Todas las fotos de estos encuentros:

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.