Una Virgen entre los callejones de Trastevere

En el corazón de Trastevere, se encuentra una de las “virgencitas” más sugestivas de Roma. Probablemente es una de las más grandes y suntuosas, casi a modo de retablo. Al recorrer la vía de la Scala, de camino a la plaza San Egidio, aparece precisamente frente a quien camina, sobre la pared lateral de la iglesia de San Egidio (dedicada en 1630 a la Santa Virgen María del Monte Carmelo).

La imagen está pintada directamente en la pared y representa a la Virgen sentada en las nubes entre los ángeles y con los brazos levantados. La parte inferior del fresco está muy dañada. El marco es de piedra, rectangular, pero con las esquinas superiores redondeadas.

Dos pilastras laterales terminan con dos capiteles sostenidas por cabezas con alas de las que cuelgan guirnaldas de flores. La edicola está enriquecida por un baldaquín en la cúspide de madera y hojalata, con una cruz superior y los bordes colgantes. Abajo está colocada una repisa y la inscripción Mater decor Carmeli ora pro nobis. En el pasado esta imagen era muy venerada y bajo la edicola había un reclinatorio, una pila de agua y una lámpara.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.