La oración es el oxígeno del alma.

Padre Pío

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.