La Iglesia de Chile y su propuesta para el conflicto mapuche

Se trata de uno de los conflictos de mayor duración en Chile con respecto a un pueblo originario. Los mapuches, un pueblo fuertemente arraigado a su tierra, en los últimos años se han se han colado en la agenda noticiosa chilena a raíz de diversos acontecimientos un tanto desfavorables vinculados a la quema de iglesias, entre otros.

Debido a la confrontación y los ataques, en 2016 se instaló una mesa de diálogo con la participación protagónica de la Iglesia católica con el propósito de encontrar una salida negociada al conflicto.

Si bien aún no hay solución definitiva, recientemente fue publicado por La Tercera parte del contenido de un documento elaborado por la iglesia chilena (en colaboración con laicos) en 2016 -en el marco de la Mesa de Negociación instalada en la región de La Araucanía para buscar una solución a este conflicto- y generó diversas valoraciones entre varios representantes políticos y sociales.

“Aceptar las verdades esenciales del fracaso de la contienda Estado-pueblo mapuche, con la obligación de negociar la paz sin miedo a la plurinacionalidad y la autonomía”, establecía parte del contenido a cargo de la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal, hecho público en las últimas horas, y cuya veracidad fue confirmada por uno de los que encabezaron dicha comisión, el obispo de Temuco, Héctor Vargas.

En ese sentido, esta propuesta presentada a la Comisión Asesora Presidencial para La Araucanía no tuvo eco en su momento y fue descartada por la mesa de diálogo para esa región.

De todos modos, una vez que parte del contenido se hiciera público ahora, la propuesta presentada, a pesar de estar fechada en octubre de 2016, terminó generando diversas reacciones.

Entre otras cosas, porque además de poner sobre la mesa la idea de negociar espacios de “plurinacionalidad” y “autonomía mapuche”, se planteó incluir a sectores radicales como la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), a quien se le imputa estar detrás de los ataques incendiarios tanto a iglesias católicas como evangélicas.

Para justificar esto, a través de ese documento, la iglesia hizo un diagnóstico sobre las “vías fracasadas” para abordar el conflicto: la militarización y el diálogo sin los actores del mundo mapuche.

“La militarización no ha sido solución a la contienda de sectores mapuches significativos con el Estado, grandes agricultores y empresas forestales. La propia Iglesia lo advirtió hace más de una década”, señala el texto, reproduce La Tercera.

“No hay camino sin aceptar que una negociación es con todas las organizaciones mapuches, incluyendo las actualmente clandestinas (…)”, establece.

Es aquí que entre las recomendaciones de la iglesia aparece el concepto de “naciones indígenas”, que los grupos radicales acepten las “vías institucionales” y que la sociedad respete los derechos de los indígenas.

El propio Héctor Vargas ha respaldado incluso la idea de modificar la Constitución para dar paso a una perspectiva de Estado “plurinacional”.

“Lamentablemente, temas allí propuestos, como la plurinacionalidad del Estado, no lograron el consenso requerido entre los miembros, quedando fuera de las 70 propuestas del documento final”, aclaró el obispo de Temuco, agrega La Tercera.

Con respecto a tales planteos, en la zona hubo diversas valoraciones. Los grupos vinculados a los mapuches consideraron lo presentado como positivo en el sentido de que busca el diálogo y caminos de entendimiento.

En tanto, más allá de las reacciones que pudo haber generado el contenido hecho público en diversos sectores, a nadie le queda dudas de que la iglesia en Chile está claramente comprometida con la búsqueda de una solución definitiva para el histórico conflicto mapuche. Y en eso, Vargas es un fiel representante. En más de una ocasión así lo ha dejado de manifiesto, un hombre que conoce muy bien el corazón de los auténticos mapuches y a cuyo pueblo lo considera “profundamente religioso”.

“Los habitantes de la región, mapuches y no mapuches, no están de acuerdo ni comparten que la violencia sea el método para alcanzar justicia a sus legítimas demandas”, pronunció más de una vez.

Será el propio Vargas quien este miércoles 3 de mayo presente una Carta Pastoral sobre la Iglesia y los Pueblos Originarios en el marco de un congreso internacional en la Universidad Católica de Chile.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.