La “Ballena Azul” encalló en A. Latina y dispara todas las alarmas

Similar a un juego de “rol”, esta propuesta virtual –enfocada principalmente a adolescentes entre 12 y 14 años- propone una serie de retos durante 50 días. Se trata de una verdadera escalada siniestra que va desde el simple dibujo de una ballena azul, pasando por otras etapas que implican mirar durante 24 horas película de terror, tatuarse una ballena en un brazo con una lámina cortante, hasta el peor de los desenlaces: el suicidio.

Para empezar a “jugar” se requiere ingresar a un círculo cerrado (no público) a través de las redes sociales con el permiso de los administradores, que aún permanecen en el anonimato.

“Juega a la ballena azul”, “únete a nosotros”, “¿estás estresado?” Pueden ser algunos de los mensajes utilizados para enganchar al público objetivo, que de momento ha sido identificado como adolescentes principalmente entre 12 y 14 años y que están atravesando alguna situación de vulnerabilidad o depresión.

El fenómeno, que toma como estandarte a uno de los animales marinos más majestuosos del planeta,  no es reciente y su origen desde un principio estuvo vinculado hace unos años a Rusia (más de 100 casos de suicidio), país desde donde se expandió a otros países de Europa.

Sin embargo, en los últimos meses, la “ballena azul” encalló con fuerza en América Latina y en varios países como México, Brasil y Colombia el juego ya se ha cobrado algunas víctimas y ha generado conmoción.

Debido a esto, el hecho en el continente se han disparado todas las alarmas por lo macabro y peligroso que esconde esta propuesta virtual.

Por ejemplo, en uno de los países de la región donde ha generado mayor repercusión en los últimos días ha sido Colombia, donde la policía investigan tres casos de suicidios por la aparente influencia de este juego.

Otro de los países donde desde hace tiempo hay investigaciones de hechos de suicidios desde hace tiempo es Brasil. Los primeros casos se dieron al noreste, en la localidad de Paraíba, donde dos jóvenes murieron por la aparente práctica de una de las pruebas, indica la prensa. Al poco tiempo, en Mato Grosso, una chica de 16 años murió ahogada y su cuerpo tenía cortes en los brazos, indica la agencia G1.

A partir de ahí continuaron los casos y las denuncias. Incluso la de una madre que llegó a demostrar que su hija estaba involucrada en el juego tras lo cual se confirmó que ya estaba en la prueba 48.

En otros países como México el fenómeno también empezó a cobrar fuerza desde hace tiempo. De momento todo parece indicar que la expansión continúa y representa una clara advertencia sobre la contracara que puede llegar a tener internet si se junta el descontrol con la vulnerabilidad.

A nivel policial varios países de la región están emitiendo comunicados y elevando advertencias para que los padres puedan tener mayor control sobre el comportamiento de sus hijos.

En el caso de Colombia, en las últimas horas trascendió que un trabajo en conjunto entre la Dirección de Inteligencia Criminal e Interpol de la Policía Nacional logró identificar a siete administradores o curadores de este juego suicida (alojados en México en base a esta investigación), indica el portal CMI. Al tiempo, que los investigadores siguen trabajando para responder si efectivamente los tres casos de suicidios que conmocionaron al país están asociados a este juego.

En Chile, recientemente la Policía de Investigaciones confirmó que ha recibido muchos llamados de tutores y colegios pidiendo información sobre el fenómeno, reproduce La Tercera.

En Uruguay, el Ministerio del Interior también estaba emitiendo recomendaciones a los padres.

En tanto, otro de los grandes desafíos que deja “picando” esta situación tiene que ver con el papel de los padres y los colegios. Por un lado, la necesidad de acompañar a los hijos durante una etapa compleja como lo es la adolescencia y tener control sobre sus vínculos y contactos a través de las redes sociales.

Por otro, la gran tarea por delante a nivel de educación, lugar donde se deben también tomar las acciones necesarias para explicarle a los jóvenes los peligros y consecuencias detrás de este tipo de propuestas negativas a través de internet.

De momento, mientras esta “ballena azul” permanezca varada en el continente, es necesario no perder más tiempo y tomarse con seriedad el asunto por el bien de los adolescentes.  

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.