Boston: Primer templo en 60 años

De Boston (Massachusetts), ciudad emblemática de la Costa Este de Estados Unidos, salió el torpedo de la crisis de pederastia clerical que conmovió la barca de la Iglesia a principios del Tercer Milenio. Y de Boston podría salir ahora una primavera del catolicismo de los blancos estadounidenses.

Quizá no sea para tanto, pero es muy alentador que tras seis décadas en que no se había abierto ningún templo católico en el área de Boston, el pasado 22 de abril, bajo la presidencia de uno de los cardenales que forman parte del G-9 del Papa Francisco, el capuchino Sean Patrick O’Malley, se haya llevado a cabo la ceremonia de Dedicación y Primera Misa del nuevo Santuario de Nuestra Señora del Buen Viaje en el distrito de Seaport.

O’Malley, quien también encabeza la Comisión Pontificia para la Protección de Menores y es miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha tenido la dura tarea de tratar de frenar el descenso en la participación de fieles así como el cierre y la fusión de parroquias.

También la difusión de los escándalos de su arquidiócesis en tiempos del cardenal Law destapados por el diario The Boston Globe y retratados en “Spotlight”, una película protagonizada por Michael Keaton, Rachel McAdams y Mark Ruffalo que ganó el Óscar por la mejor película en 2015.

La celebración contó con la presencia de miembros de los Caballeros de Colón y los Caballeros de Malta y el Santo Sepulcro, así como autoridades civiles y donantes que aportaron para la edificación, la cual tuvo un costo total de unos 10 millones de dólares según informó la revista Crux.

El Santuario fue construido en reemplazo de una capilla de 1952 consagrada a la misma advocación y que servía a los marineros y trabajadores del puerto. La zona se transformó, y en la actualidad alberga centros de negocios, oficinas y hoteles de gama alta, por lo cual la misión del Santuario será la pastoral de las personas que laboran y viven en el área.

La capilla antigua fue demolida para dar lugar a un proyecto urbano, pero la ubicación del nuevo templo es una calle paralela y significa una notable mejora, siendo ésta la vía principal que vincula la zona del South Boston Waterfront con el centro de la ciudad.

La construcción comenzó en agosto de 2015 y se había fijado inicialmente su término para Navidad de 2016, aunque algunos obstáculos legales que suspendieron inicialmente la edificación retrasaron el proceso.

Con información de Boston Catholic, Crux y Boston University News Service.*

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.