Policías chilenos y el susto de sus vidas, ¿existen los fantasmas?

Para estos policías chilenos (carabineros como se los denomina en el país) tal vez se trataba de un día de rutina con el único objetivo de atender una denuncia por una situación, aunque al parecer extraña, generada en una vivienda de la localidad de Puerto Montt (Chile), un lugar muy pintoresco en la región de Los Lagos.

Sin embargo, estos agentes quizás nunca se imaginaron que luego de tal procedimiento se irían a llevar el susto de sus vidas. Efectivamente, la gran pregunta es, ¿qué fue lo que les asustó tanto?

“‘Al ingresar pudimos percatarnos que caían especies desde el entretecho. Cuando yo salía por la puerta, un cuchillo de unos 15 centímetros, me rozó la espalda. También se vio humo que salía de una parte de la casa”, expresó uno de los carabineros, el cabo segundo Boris Olavarría.

“Hay algunos colchones quemados, como asimismo especies quebradas, como lámparas que cayeron del techo”, prosiguió.

“Invoqué al diablo indicándole que se retirase del lugar y cuando estaba saliendo sentí un cuchillo que me rozó la espalda. Como andaba con chaleco antibalas, se pudo evitar alguna lesión”, agregó Olavarría, siendo quizás la reacción menos esperada para apaciguar estos temas.

La familia, que desde hace días –según sus propios integrantes dan testimonio- está conviviendo con este tipo de eventos, decidió pedir auxilio a las fuerzas policiales debido a esta situación agobiante. Luego de la intervención policial tuvo que abandonar el hogar por motivos de seguridad.

Es que, según reproduce el portal BioBio, lo que estaba padeciendo la familia provocó que la propia municipalidad tuviera que dar una respuesta. Al lugar también acudieron sacerdotes y pastores protestantes, agrega.

La situación generada en Puerto Montt generó todo tipo de repercusiones, desde memes en redes sociales, trasmisiones en vivo de lo que estaba pasando (Puerto Montt Informa), hasta comentarios de diversa índole de parte de vecinos y curiosos del lugar.

Pero lo más importante tal vez tiene que ver con la reapertura de un viejo debate, ¿existen de verdad los fantasmas? ¿Hay que tenerles miedo?

De momento, todo parece indicar que por un buen tiempo los policías no se volverán a acercar a esta peculiar casa y esto no es una especulación, sino que fue confirmado por la propia municipalidad.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.