El Papa Francisco, ecumenismo de la caridad: “Voy a Sudán del Sur con arzobispo de Canterbury”

El papa Francisco celebra acercamiento con los anglicanos para testimoniar el Evangelio de la Caridad y anuncia visita a Sudán del Sur. ¿Las cuestiones teológicas no resueltas con los anglicanos? “… el diálogo teológico no se puede hacer en el laboratorio…se debe hacer caminando”, insistió.

“Yo estoy estudiando, y mis colaboradores, la posibilidad de un viaje a Sudán del Sur”, dijo el papa Francisco, quien realizó una histórica visita este domingo 26 de febrero en la tarde a la Iglesia Anglicana de Todos los Santos (Ognissanti) en Roma, ubicada en Via del Babuino.

Se trata de un evento importante dado que ningún Papa, hasta ahora, había puesto un pie en la sede de esta congregación de habla inglesa que representa a la comunión anglicana en Roma, Italia, y que festeja este año el bicentenario de su presencia en la capital. Un paso más en el acercamiento entre católicos y anglicanos, que ahora marca un itinerario de testimonio conjunto del Evangelio de la Caridad.

¿Por qué el Papa desea ir a Sudán del Sur? “Porque – explica- han venido los obispos, el anglicano, el presbiteriano y el católico, los tres juntos a decirme: ‘Por favor, venga a Sudán del Sur…pero no venga solo, venga con Justin Welby’, es decir con el arzobispo de Canterbury”, expresó Francisco.

En esta propuesta el Papa ha visto la creatividad de las jóvenes Iglesias en unir esfuerzos por la paz. “Y estamos pensando si se puede hacer, si la situación es demasiado mala allá… Pero debemos hacerlo porque ellos, los tres, juntos quieren la paz, y ellos trabajan juntos por la paz”.

Dialogo teológico no se hace en un laboratorio

Francisco respondió a algunas preguntas sobre el diálogo ecuménico, una de ellas sobre la acción social y el camino del acuerdo teológico. “Creo que lo dicho por Benedicto XVI es verdad: se debe buscar el diálogo teológico para buscar también las raíces…sobre los sacramentos…, sobre tantas cosas sobre las que todavía no estamos de acuerdo…Pero esto no se puede hacer en un laboratorio: se debe hacer caminando, en el camino.

Nosotros estamos caminando y en el camino hacemos también estas discusiones. Los teólogos las hacen. Pero al mismo tiempo nosotros nos ayudamos, nosotros, los unos a los otros, en las necesidades, en la vida, también espiritualmente nos ayudamos”, afirmó.

A unos 100 metros de las escaleras de la plaza de España, la visita tuvo como marco los 50 años de inicio del diálogo ecuménico entre católicos y anglicanos. Una bendición, una oración conjunta, la renovación de las promesas del bautismo, cantos y mucha alegría sirvieron para celebrar el camino de la unidad emprendido.

Los pastores y fieles anglicanos recibieron al Papa como un pastor, un párroco, de todos los cristianos y no solamente de los católicos. En esta ocasión, el papa Francisco bendijo el nuevo icono del Cristo Salvador. Los homólogos templos de la parroquia católica y la iglesia anglicana de Ognissanti suscribieron un “hermanamiento” para colaborar en varias actividades.

“Jesús, mirándonos, parece dirigirnos también a nosotros una llamada: “¿Estás listo a dejar algo de tu pasado por mí? ¿Quieres ser mensajero de mi amor, de mi misericordia?”

Francisco remarcó lo positivo de este camino abierto de buenas relaciones también a favor de los más necesitados. Atrás quedan las sospechas y las hostilidades recíprocas del pasado. Francisco fue recibido por el reverendo Jonathan Boardman y por el obispo Robert Innes.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.